Reforma procesal laboral ¿El principio del fin?

Foto ElPais.CR

Foto ElPais.CR

Tema sugerido en Ticoblogger.

La Reforma Procesal Laboral es la noticia jurídica de este gobierno.

Mediante un proceso que genera justificadas dudas el presidente quitó el veto con el que la administración anterior frenó la normativa aprobada. Esto fue celebrado por figuras sindicales, con mensajitos de texto incluidos con altos jerarcas de indiscutible influencia.

El tema, para variar, es de confianza. Lamentablemente estamos en el país de la duda y todo es percibido malo salvo prueba en contrario y si parece bueno es que no lo hemos analizado lo suficiente o viene con trinquete.

Obvio que el apoyo sindical no ayuda en nada. Un par de días atrás escuchaba a un dirigente hablando de que esto fortalecía los servicios públicos en caso de huelga y, por más lindo que lo pintara, uno no puede creerle.

Para este bloguero la legislación laboral sí debe ser modernizada. Hay muchas figuras nuevas no contenidas, por razones lógicas, en el Código de Trabajo de los cuarenta, como lo es el teletrabajo y nuevas jornadas laborales que han surgido en la realidad con el paso del tiempo.

Por ejemplo actualmente hay trabajadoras domésticas “freelance”, que ganan más y se sienten más libres yendo a hacer el oficio a una casa por horas o un día a la semana. También sé de personas que hasta llegan a disfrutar su trabajo haciéndolo desde su casa, al punto que reinventan su horario buscando objetivos, lo que los lleva a hacer “tandas” que les libera tiempo en ciertas horas de interés y prefieren enfocarse de noche. Todo esto, hasta donde sé, no es de agrado sindical ya que el rebaño disperso no se agremia.

Ahora bien, sí estoy de acuerdo en un trámite expedido y con defensa pública para aquellos trabajadores despedidos sin responsabilidad patronal contra las causales de ley… pero jamás, nadie que tenga un poquito de decencia, podrá estar de acuerdo con huelgas que paralicen servicios públicos esenciales, menos con la prohibición legal de contratar personal de reemplazo.

El sindicalismo costarricense no ha evolucionado más allá de la confrontación y el capricho. Vive anclado a la lucha de clases pero sus dirigentes son de billetera burguesa. No han comprendido que hoy sí existe movilidad social basada en mérito.

Es lamentable que lo bueno y positivo se revolviera con lo negativo para tratar de golear con lo segundo en nombre de lo primero. Será la Sala Constitucional quien pueda definir si la figura del “desveto” es legítima o un abuso cuasimonárquico. Por el bien del Estado de la seguridad jurídica ojalá se caiga y podamos contar con una reforma procesal laboral amistosa con el trabajador productivo, que incentive la inversión local e internacional, en vez de enviar un mensaje caótico de empoderamiento a los grupos para los que “democracia” y “Estado de Derecho” valen solo cuando les conviene.

El gobierno de Abel quiso jugar cerca de los sindicatos y le fue bien mal. Este, en menos de un año, ya lo ha superado.

Sígueme

JulioCordoba

Abogado. Bloguero. Autodidacta de Google y Wikipedia. Subdirector de @Ticoblogger. Desde el año 2006 escribo el blog Ciencia Ficción
Sígueme