Distancia del fariseo

Demonstrators wear white masks during a symbolic protest in Rio de Janeiro

Él almorzaba en el centro comercial. El área de comidas estaba muy llena a pesar de que eran casi las cuatro de la tarde. Refugiado en el exquisito aislamiento de los audífonos, que le permiten estar y no estar, gracias a su banda de rock favorita.

Llovía con sol, de esos fenómenos que los meterorólogos podrán explicar bien pero para quien no entiende simplemente se disfruta.

De repente algo golpeó el ambiente. La lluvia no mojaba ni el sol resplandecía. Todo se puso entre blanco y negro. La belleza del rato se empezó a esfumar, algo se estaba tragando el día.

Volteó y tres mesas atrás estaba la maldad. Sentada con un desafortunado, que podría ser cómplice o víctima ¿Qué hacer?

Cuando la experiencia es mucha y contundente no hace falta mayores reflexiones: las personas llenas de destrucción pueden hacer que un arcoíris se vuelva gris y atraen para sí y quienes les rodean las mismísimas tinieblas que les brotan desde adentro.

Aunque llevaba su almuerzo a la mitad se puso de pie y se marchó “la he visto hacer mucho mal, con solo estar cerca se destruye la felicidad” pensó. Subió a un taxi y conforme se alejaba el día empezó a retomar color y el aire dejó de estar pesado.

Se sintió aliviado porque no hay persona más dañina sobre la faz de la tierra que aquellas que profesan valores espirituales, leen la Biblia, dicen ser personas de oración, pero -en lugar de simplemente pecar como ocurre con cualquier ser humano- se dedican a delinquir, crear intrigas, dividir familias, hacer triquiñuelas para apropiarse de los bienes ajenos, con la misma tranquilidad que hacen oraciones para tomar ventaja y agarrar a la persona desprevenida.

Sígueme

JulioCordoba

Abogado. Bloguero. Autodidacta de Google y Wikipedia. Subdirector de @Ticoblogger. Desde el año 2006 escribo el blog Ciencia Ficción
Sígueme
  • Así es, son las personas más peligrosas porque toman la víctima desprevenida.

  • Lastimosamente a veces hay que cuidarse más de esas personas que andan con Biblia en mano y que buscan aparentar bondad..

    De esas que ni toman, ni son capaces de matar una mosca…