¿Decepcionó don @LuisGuillermoSR con la DIS?

El nombramiento de Mariano Figueres como director de la DIS fue una sorpresa porque el presidente Solís fue contundente aclarando que su “hermano” no ocuparía cargos en el gobierno. Esto ocurrió minutos después del traspaso de poderes y en plena luna de miel mediática, lo que talvez inhibió a los periodistas a cuestionar de forma directa la inconsistencia con su propia palabra y que abandonara la línea histórica del PAC contra la vergonzosa policía política del Estado costarricense.
El mute fue notorio hasta en las mismas filas de Acción Ciudadana donde muchos de sus reconocidos partidarios guardaron silencio, dejando en entredicho su activismo para favorecer la buena relación con el gobierno, ahora que no son oposición.
“Malos pasos” 
Así como la consigna de defensa final del gobierno de Laura Chinchilla es que toda crítica se debe al machismo, después del 8 de mayo toda queja contra la DIS procede de quien anda en “malos pasos”, lo cual para quienes consideramos que el respeto al Estado de Derecho es esencial para la sana vida democrática significa simplemente un gargajo en la cara. 
Los “los malos pasos” son un concepto amplio y arbitrario, los cuales pueden abarcar desde la moral, el pensamiento disidente hasta romper la ley.  
Sin embargo, peor que los que guardaron silencio está quienes empezaron a defender la DIS con el estribillo de “tienen miedo, por algo será”, sirviendo de parlante y comparsa a la más grave contradicción en la historia del Partido Acción Ciudadana, que llegó al gobierno con la promesa de cambio; que en el contexto político costarricense significa coherencia, transparencia y honestidad.
Fueron blogueros
Mariano Figueres, director de la DIS. CRHoy
Figueres es temido y no porque tenga trayectoria en la lucha contra la corrupción, ya que no ha sido policía, fiscal, diputado destacado en control político, periodista investigativo, ni bloguero de denuncia. Básicamente su vida pública se basa en la protesta ideológica contra el modelo neoliberal.
Una persona me dijo “me da miedo porque la DIS tiene mucho poder, pocos escrúpulos y nada de controles, por eso mejor ni opino”, lo cual me parece respetable, máxime en momentos que los medios seguían dándole largas al asunto. 
Pero fueron los blogueros Solantiname, Marcelo y Juan Carlos Hidalgo quienes dieron el paso al frente posteando sobre la DIS y su director, lo que generó el efecto dominó que hizo salir a los medios de la zona de confort y, quizás, produjo el eco en las figuras históricas vigentes del PAC para que se pronuncien conforme al pensamiento del Partido.
Mi animadversión
Toda mi rechazo a la DIS se fundamenta en este reportaje de La Nación, en el cual elocuentemente se muestra que ha pisoteado los derechos constitucionales del pueblo costarricense.
Respecto al nombramiento de Figueres me da igual que hubieran puesto ahí a una persona de curricullum conocido y cuya historia de vida no incluyera manifestaciones polémicas contra quienes apoyamos el TLC o estamos a favor de una salida de Derecho Internacional, no bélica, en el conflicto limítrofe con Nicaragua. 
Tampoco vale variarle funciones porque eso es maquillaje. Para la lucha contra la corrupción, crimen organizado y narcotráfico hay policía administrativa, judicial y fiscalías especializadas sujetas al control de legalidad.
Abriendo y cerrando
Los expedientes de la DIS deben ser enviados a cada ciudadano investigado para  que, en la intimidad de su hogar, decida si presenta cargos contra quienes le violentaron sus derechos así como si decide hacer público el contenido de su archivo.
Esto porque la leyenda urbana dice que hasta hay información de contenido muy privado, incluyendo sexual de ciudadanos espiados, lo cual -por razones tan obvias que no merecen explicación- no pueden abrirse al público sin permiso del samueleado
Luego corresponde cerrar esa Dirección y sus equipos deben ser trasladados a las policías que funcionan en el marco de legalidad y sano espíritu de un Estado democrático como el nuestro.
“El presi”

Luis Guillermo Solís, presidente de Costa Rica. La Nación
Toda campaña se basa en convencer al electorado en que se solucionarán los problemas que el gobierno actual no ha podido. A quien más le crean las promesas resulta ganador.
El capital político de este gobierno es fuertemente emotivo y las expectativas son altas. La campaña ya pasó y ahora corresponden soluciones, entre más puedan hacer ahora más les rendirá la tregua mediática y el apoyo popular. 
Don Luis está derrochando recursos morales no renovables con su extrañísimo apego a la DIS, y como lo que ahí hacen es secreto nadie sabe para qué la necesita tanto. 
Pero debe moverse rápido y pedirle a Dios que “su hermano” al frente de esa dependencia no siga atizando la hoguera con verbo polémico o peor aún que se jale una torta. 
Ahorita que puede debe “congelarla” y diluir el poder nombrando una comisión ciudadana que garantice el cese del espionaje y la no desaparición de expedientes, si es que no se han perdido. 
Y para quienes me digan que esta propuesta es “ilegal” pueden comer mucha mierda porque lo ilegal es lo que los medios de comunicación han reportado que la Dirección de Intriga y Samueleo hace. Saludos. 
Sígueme

JulioCordoba

Abogado. Bloguero. Autodidacta de Google y Wikipedia. Subdirector de @Ticoblogger. Desde el año 2006 escribo el blog Ciencia Ficción
Sígueme