El síndrome #Sofía

Las réplicas de Sofia siguen sacudiendo este tuquito de tercer mundo un día después del cataclismo. Ella dijo “yo no quiero vivir en Costa Rica” generando el mismo efecto divisorio del “sí” y del “no”. 

En lo personal creo que “Sofía” es un recurso literario, pero no deja de ser un “síndrome” que reportan los que se van al primer mundo por una importante temporada. Recuerdo a una amiga que fue a Holanda por sólo dos meses y cuando volvió somatizó todo lo que no dijo en ansiedad y diarrea y a otro que dejó el alma en el primer mundo y sólo se devolvió en cuerpo; parecía enclaustrado en el jet lag y cuando hablaba era casi con depresiva nostalgia de lo que no se pudo traer. Ambos “se curaron” en pocas semanas.
Sofía cayó remal porque habló desde la foraneidad (¿esa palabra existe?), algo que los ticos no aceptamos. Quien no es de aquí sólo puede hablar maravillas del trópico. Cuando le preguntamos a un extranjero qué piensa del país es para recibir insumos narcisísticos, cualquier asomo de crítica se recibe como flema en el rostro. Nosotros y sólo nosotros podemos criticar.
Pero al igual que Antonio, el personaje de la película El Regreso -cuya novia también se llama Sofía-, esta tica tiene sus inconsistencias. 
Considerando que tiene 25 años e hizo el grado y posgrado en “prestigiosas universidades” de “varios países” se puede inferir que se marchó alrededor del 2005 y, salvo que no visitara el país ni una sola vez en ese lapso (de ahí tanto choque de retorno), en 8 años la principal diferencia es que cerraron la circunvalación y Nicaragua invadió Calero. Todo lo demás sigue tal como lo dejó.
Según el artículo es una persona adinerada (pagó altas sumas por su formación en el extranjero, no fue becada) pero volvió y debe convalidar el título (no sabemos en qué carrera) pero está desanimada porque los salarios públicos y privados son “risibles” y quiere andar en bus a cualquier hora de la noche (no le gusta manejar). 
Alguien me enseñó que “nadie se queja por lo que se queja” y en el caso de Sofy -sigo especulando- creo que no encontró trabajo, posiblemente porque estudió lo mismo que estudiamos los que no nos fuimos o se tituló en una carrera que no tiene espacio en el tercer mundo por suigéneris (maestría en Ciencias del Desierto, Doctorado en Poesía Francesa del Siglo XVI, Sociolingüística del Arameo) o por avanzado (Física Nuclear o Nanotecnología).
Lo de la inseguridad tiene razón aunque también es raro: las personas con los medios económicos de Sofía viven en los “archipiélagos urbanos” con altos estándares de seguridad privada, que integran la vivienda, oficina y lugares de diversión en un confortable mismo lugar. No entiendo qué quiere ir a hacer al Parque de La Paz o al Barrio Chino con la laptop.
En síntesis, como personaje, Sofy me pareció contradictorio, pero en caso de ser real le digo que si puede váyase. Le va a hacer bueno. 
Tiene razón en que hay países más seguros donde pueden apreciar su titulación. Los que no nos podemos ir acompañaremos cada crítica con una propuesta de solución y quizás, en 10 ó 20 años, podamos construir el país que satisfaga sus expectativas y usted nos pueda dar las gracias, ya que lo va a disfrutar sin aportar su granito de arena.

En Ticoblogger:

Sofía, pobre niña rica – CarepichaBlog

Imagen de perfil de JulioCordoba
Sígueme

JulioCordoba

Abogado. Bloguero. Autodidacta de Google y Wikipedia. Subdirector de @Ticoblogger. Desde el año 2006 escribo el blog Ciencia Ficción
Imagen de perfil de JulioCordoba
Sígueme
  • Edward ScissorHands
  • Hola. Os dejo este enlace a una entrevista sobre Asimov que ha salido en La 2

    Saludos

    http://abordodelottoneurath.blogspot.com.es/2013/11/sobre-isaac-asimov-entrevista-en-la-2.html

  • Rosario Gómez

    gracias Nelso , hermoso tu comentario , y penosos , pero asi son algunos ticos disconformes , tene la segurida que esta es tu patria tambien , y de nuevo gracias!!!

  • Guest

    gracias Nelson , que pene que tenga que ser un extrangero el que nos de una leccion de civismo y amor patrio , gracias gracia este es tu pais tambien !!

  • Rosario Gómez

    Ay Dios mio , que lloradera !! todo les parece mal , no hay gobierno que les quede a la altura de sus espextativas, , Sofia no existe, es una forma de critica velada, , no soy conformista , pero tampoco me quejo , por que bien que mal yo , en lo personal amo con defectos y virtudes a los que me rodean , a mi pais y a mi entorno , al que le incomoda vivir como ha vivido siempre , pues que se vaya a Europa , a USA, que por cierto sus economias no andan muy ji ji que digamos y punto!!

  • Sólo usted interpretó que Sofía quedó legitimada. Leés pero no entendés. No te vayás al primer mundo. Pendejo usted, saludos!

  • Daniel.

    En su intento de defenderse, termina por validando todo lo que Sofia dice. Buen pendejo, como el promedio de este pais. Y bno, en 20 anhos veremos quien tuvo la razon.

  • Elegante lamento. Muchas gracias por volver aquí, donde estamos las hienas, que desconocemos esa luz que ha elevado la conciencia suya y de Sofía, a un nivel tal, que nosotros no entendemos y sólo podemos juzgar.

  • ElDeNando

    UN DÍA SOFÍA

    Es perfectamente lícito sentirse vencido. Sentir que las fuerzas no son suficientes. Despertar con el peso de un millón de almas que te gritan, o te atacan, o te golpean tan fuerte que es mejor, talvez, dejarse ir lento lento hasta llegar tan profundo que ya no sintás nada.

    Sofía un día fue niña. Sus mañanas las contaba de una en una, en retroceso, porque venía Navidad. Sofía un día fue adolescente. Sus horas pasaban lento, entre el almuerzo y la cena, esperando la llamada de aquel que nunca llamó. Sofía un día fue adulta. Soñaba ir lejos, y regresar, y encontrar una luz que pudiese traer y compartir y disfrutar entre hermanos.

    Sofía un día se dejó vencer. Talvez sintió que sus fuerzas no eran suficientes. Talvez despertó y, con amargura, oyó resquebrajarse una vez más los sueños que forjó, con inocencia infinita. Como la niña de la Navidad. Como la enamorada adolescente.

    Sofía un día se atrevió a llorar, y todos nosotros, sabios jueces, la juzgamos, condenamos y le negamos la ansiada libertad. No la escuchamos, y así, sin comprender su quebranto, con la ironía que nos regala el ser parte de un grupo sabio, la enviamos al bosque a arrancarle el corazón. Para que del bosque no vuelva.

    Sofìa pecó de tener sueños, y talvez poder cumplir algunos. Como Blanca Nieves era más bonita que muchas. Y así como Blanca Nieves desató odios y rabias.

    Costa Rica está llena de cazadores. Como las hienas esperamos al animal herido, que se equivoca de camino y cae en las garras de uno de nosotros. Para así, en grupo, armados y sedientos, perseguirlo y hacerlo trizas, con desalmada alegría.

    Yo también viví fuera de Costa Rica muchos años. Yo también regresé a Costa Rica, y atónito sentí que algo había cambiado. Sentí miedo al sentir esa alegría sangrienta, que día a día alimenta a aquellos que talvez también han visto destruirse sus sueños, pero que gozan de la desnudez ajena, aquella que da vergüenza, que duele hasta el alma.

    Sofía un día se dejará vencer otra vez. Porque al final Costa Rica está aquí, y a todos siempre nos atrae de vuelta, igual que a mí. Y es más fácil, o más seguro, hacer grupo y unirse a las hienas, que llorar el llanto de la bella Blanca Nieves, porque ese llanto despierta a los dormidos que sueñan con, en grupo, sagaces y cobardes, tirar el último de los mordiscos.

  • Se infiere que hay medios económicos ya que ella dice que se trata de “prestigiosas universidades” de “varios países”, aunque no dice cuáles, al menos la matrícula de Harvard es casi imposible de lograr estudiando y trabajando; sin embargo, esa es mi interpretación -aunque creo que está fundamentada- pero la verdad sólo la conocen “Sofía” y su terapeuta.

  • Toda la razón. La historia de Sofía y Marisol es muy inconsistente.

  • Gaby

    Todo este asunto creo que sea una cosa muy subjetiva. Yo he vivido en lugares muy bonitos y tranquilos de CR, en la zona metropolitana donde fui asaltada con armas dentro de mi propia casa y actualmente en Europa. Todo es muy relativo. Si comparo San José con mi ciudad actual en cuanto a seguridad, aquí estoy mil veces mejor. Puedo salir a la calle con mi telefono y sé que no me lo van a arrebatar, dejar mi carro parqueado en la calle toda la noche, no tengo verjas en la casa, puedo llevar a mis niños al parque público sin miedo a que lleguen las “pintas”.
    Estudiando me sentí mejor en CR porque la educación superior pública la considero de muy buena calidad. La verdad es que en CR se vive muy bien,
    somos personas más felices y sensibles ante los demás, más solidarios con el
    prójimo. Aqui la frialdad con el vecino es increíble. . Es deprimente.
    Creo que la seguridad es una cosa fundamental para hacer la vida en CR mejor, porque hay muchos otros problemas: que política, que las calles, que se robaron los fondos públicos, que los salarios, que la burocracia. .. etc.
    Pero eso aquí en el “primer mundo” es peor o igual! !

  • Sergio

    tal vez en lo q desacuerdo es el hecho de q se sobreentienda q la doña es de plata.. dice q pago mucho dinero, pero no dice si tuvo q trabajar y estudiar anteriormente para costearse su incursión en el extranjero (y si conozco gente con la capacidad de estudiar, trabajar y aun así sacar excelentes notas).
    Porque si conozco personas que una vez en el exterior le hes más facil acomodarse por ciertas facilidades de esos países…
    Tal vez a la hora de devolverse esas facilidades desaparecer y esa es la crítica..
    Aunque sinceramente me parece ridiculo que se victimicen (si es que esa palabra existe) a estas personas.. la vida es dificil aqui o en cualquier parte

  • Melvin Solano

    mmm vender hamburguesas y no gastar 100mil colones un birrear alcanzará para pagarse un cuatrimestre en la latina, no para irse a estudiar a prestigiosas universidades.

  • Alejandra Dittel

    Totalmente deacuerdo, nuestros problemas e inseguridades nos acompañan a donde vayamos. “Cuando nada calza conmigo, y veo cosas negativas siempre a mi alrededor y tengo problemas con los demás, El problema soy yo.”

  • Es válido no querer ser empleado pero entonces tiene que cultivarse el espíritu emprendedor y asumir los riesgos de fundar la propia empresa.

    La historia de Sofy parece un caso de muy poca tolerancia a la frustración, un proyecto de vida desorganizado y un mar de inconsistencias.

    Pero lo peor es que posiblemente los problemas que arrastra la acompañen en cualquier lugar del mundo, que no se limiten a quedarse en la puerta del Juan Santamaría.

  • Los mayores éxitos en tu país. Esperamos que vengan mejores días para tu tierra. Gracias por pasar a comentar ¡Pura vida!

  • Marisol, el tema sigue siendo que Sofy no es coherente y su “defensa” aumenta la contradicción.

    Esas historias de austeridad total se dan aquí y pueden funcionar, pero ¿A punta de ahorro y trabajo podrá pagarse un semestre en Harvard o Columbia?

    Es posible que nosotros no sepamos esforzarnos tanto pero es un hecho, mi amorcito, que la lógica no es su fuerte. Mejor suerte la próxima.

  • Alejandra Dittel

    En una entrevista me contaba el entrevistador que las nuevss generaciones no les gusta ser subordinados, que no les gusta trabajar bajo presión pero tampoco crean sus propias empresas, en otrss palabras: les gustan maduras y en el suelo.

  • Nelson

    “Sofi” se queja y muchos de ustedes le dan la razón, ¡naturaleza insaciable por criticar y no hacer ni la más mínima costra por cambiar la realidad! Creo que la mediocridad es algo que se sobre entiende en el artículo de la querida Sofi, mediocridad en el sentido de tener grandes “estudios en prestigiosas universidades” y no intentar aplicarlos para la mejora de tu tierra, de tu pueblo y sobretodo, ¡de tu gente! Queridos, hace cuatro meses me “re-mudé” a mi ciudad San Pedro Sula, después de maravillosos siete años en el “país más feliz del mundo”, dos años en Managua y un año en São Paulo, y ustedes no tienen ni la más mínima idea de lo que tienen de país, debería ser un orgullo para cada costarricense ser parte de esta “Suiza centroamericana” y enaltecerla y fortalecerla y sobretodo, colaborar por hacerla mucho mejor cada día que pasa.

    No se quejen, que hay otros mucho más jodidos, sin importar si en el primer, el segundo o en el tercer mundo, únanse y no le den pelota a cualquier chamaca malcriada, muchos desean tener una pizca de lo que ella tuvo para estara gradecidos el resto de su vida.

    Me despido desde “la Siria centroamericana”, con un fuerte abrazo.

  • Marisol S.

    Hay una cosa que se llama “trabajo”, y que usted puede hacer aunque esté estudiando para poder terminar financiarse los estudios. También hay otras cosas que se pueden hacer para que la plata alcance: no irse a birrear cada fin de semana, comer sólo arroz y atún de lata, viajar sólo en transporte público, no gastar en ropa ni aparatos, no ir al cine, compartir casa con 5 personas más…Obviamente, mi amorcito, aquí el que no sabe lo que es esforzarse por obtener algo y pellejearla es usted.

  • Mientras usted y Sofía lloran porque se hunde el barco otros estamos sacando el agua.

    Si para usted querer cambiar el país es perder la vida, vaya y gánela con Sofía donde los están esperando.

    Si no le dan la visa le deseo una buena caminata en el desierto.

  • alamano

    Diay entonces sigamos desbaratando en criticas y burlas a los que ven el desastre de pais que tenemos y saben que no pueden desperdiciar una vida entera tratando de cambiar algo que de todas formas gente como ud caballero parece ver como lo normal y aceptable y probablemente traten de volver a desarreglar para no sentir la falta de costumbre.

    Y no solo los millonaritos o pipis o snobs estan entre los que que queremos jalar papi, yo soy de lo mas piso de tierra y la verdad apenas tenga la oportunidad me jalo tambien, porque gente como ud que se siente muy comoda revolcandose en el barro y untandoselo a todo el que no este de acuerdo, esos como ud son los que hacen desagradable vivir aca.

    Chotero!

  • Si ella tuviera un futuro promisorio con su carrera no le estorbaría hacer trámites ya que en seis meses le sale la convalidación. Por algo en el artículo omitieron cuál profesión es.

  • Gracias Chepe. Sofía debe leer la historia de Lucy, al rato se hacen amigas. El tema de fondo es la poca tolerancia a la frustración.

  • Es válido, sin embargo me sigue siendo contradictorio. En el primer mundo hay zonas inseguras, sin embargo lo que no entiendo es el porqué a una persona de clase alta -como a Sofía- le afecta tanto la inseguridad si ese es un mal de clase media para abajo.

  • Si es de clase media no hay patrimonio que le alcance para hipotecar y pagar las “prestigiosas universidades” foráneas en las que estudió en “varios países”. Si fuera así sería absolutamente contradictorio.

  • diana

    o tal vez es una persona de clase media que invirtio todo su dinero y sacó prestamos y trabajó a medio tiempo mientras estudiaba para poder superarse y obtener una mejor educación solo para volver al pais y que el salario que le ofrezcan no le alcance ni para comprarse un carro…

  • Jeison Herrera

    De que vale todo lo que pide como “seguridad” si lo que nos da a entender es que solo debemos huir hacia donde mejor brille el sol.

  • Me parece que estudió algo que tuvo que conocer que no tenía mercado y aún así se fue. Y después le echa la culpa al país.

  • Chepe Centro

    No creo que sea tan profundo el asunto. Este artículo que publicaron en RRSS explica muy bien ese síndrome de la “Generación Y” de creerse especiales y merecer todo a cambio de poco o nada. Y por lo tanto se sienten TAN infelices.
    http://www.huffingtonpost.com/wait-but-why/generation-y-unhappy_b_3930620.html?utm_hp_ref=fb&src=sp&comm_ref=false